Aceptación de herencia

La aceptación de herencia es el trámite por el que una persona llamada a heredar, de forma libre y voluntaria, manifiesta que acepta la herencia.

Es importante saber que una vez que se acepta una herencia, no se puede revocar este acto. Solamente se podrá impugnar la aceptación de la herencia si existe un vicio que anule el consentimiento o si aparece un testamento que al momento era desconocido.

La herencia podrá ser aceptada pura y simplemente o a beneficio de inventario (art. 998 Código Civil):

ACEPTACIÓN DE HERENCIA PURA Y SIMPLE:

Es aquella que se acepta la herencia de forma ilimitada, aceptando los bienes y deudas de la herencia. El heredero responde tanto con los bienes de la herencia como con los propios frente a las deudas de la misma (art. 1.003 Código Civil).

La aceptación pura y simple puede ser expresa o tácita (art. 999 C.C.):

  • Expresa es la que se hace por escrito, en documento público o privado. Se puede hacer ante notario, autoridad judicial o gubernativa.
  • Tácita es la que se hace por actos que suponen necesariamente la voluntad de aceptar, o que no habría derecho a ejecutar sino con la cualidad de heredero, por ejemplo, el pagar las deudas de la herencia.

ACEPTACIÓN ACEPTACIÓN DE HERENCIA A BENEFICIO DE INVENTARIO:

Es aquella que se acepta la herencia de forma ilimitada. Se acepta la herencia de forma que se responde a las deudas de la misma con los propios bienes de la herencia. En este caso, el heredero no responderá con su propio patrimonio personal.

Es importante aceptar solo a beneficio de inventario a menos que se tenga absoluta seguridad del contenido de la herencia. También podrá pedir la formación de inventario antes de aceptar o repudiar la herencia, para deliberar sobre este punto (art. 1.010 Código Civil).

Inventario de los bienes de la herencia: Una vez efectuada la declaración de aceptación de la herencia a beneficio de inventario ante el notario competente (art. 1.011 Código Civil), se iniciará el inventario exhaustivo de todos los bienes, derechos y obligaciones que la componen (con su respectiva valoración económica) dentro de los treinta días siguientes a la citación de los acreedores y legatarios.

Este proceso concluirá pasados sesenta días, salvo que el notario, por hallarse los bienes a larga distancia o ser muy cuantiosos, o por otra causa justa, estime necesaria su prórroga hasta el máximo de un año (art. 1.017 Código Civil).
Si se diera el caso de que por culpa o negligencia del heredero no se inicia o no se concluye el inventario en los plazos señalados, se entiende que acepta la herencia de manera pura (art. 1.018 Código Civil).

En AGUAR ABOGADOS, contamos con Abogados especializados en derecho de sucesiones que te pueden asesorar sobre cómo formalizar la aceptación de una herencia tras realizar el análisis oportuno de la situación planteada. Así mismo también pueden realizar todos los trámites que se consideren oportunos para satisfacer tus pretensiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?