Delitos contra la salud pública

¿En qué consisten los Delitos contra la Salud Pública?

Nos encontramos frente a delitos contra la salud pública, en aquellos supuestos en los que la conducta ilícita del sujeto infractor conlleva la presencia de daños a la salud colectiva, afectando de manera directa y negativa al bienestar general.

La comisión de este tipo de delitos, conlleva la persecución de conductas que representan un riesgo potencial para la salud o el bienestar colectivo, independientemente de que el hecho delictivo se haya consumado o no, es decir, no es necesaria la presencia de un resultado dañino para su persecución.

Para poder entender en mayor medida cuando nos encontramos frente a estos supuestos, es necesario entender que la salud pública es un bien jurídico, dirigido a proteger el bienestar colectivo de las personas, independientemente de la salud individual que tenga cada sujeto, con el fin de garantizar la presencia de unas condiciones mínimas de salubridad e higiene.

¿Qué tipos de comisivos presenta la modalidad de delitos contra la salud pública?

De conformidad con lo expuesto en nuestra normativa vigente, nuestro legislador establece una clasificación en dos grupos o campos de actuación, en los que se puede diferencia y apreciar la comisión de estos tipos de delictivos:

Delitos contra la salud publica relacionados con el comercio: Estas modalidades comisivas, contemplan la apreciación de una infinidad de conductas que pueden ser llevadas a cabo por el sujeto infractor y entre las que cabe hacer especial mención a las siguientes:

  • Elaboración de medicamentos o productos sanitarios sin la pertinente autorización, así como de documentos relacionados con los mismos.
  • Elaboración de sustancias nocivas para la salud o productos químicos peligrosos.
  • Distribución de medicamentos sin permiso.
  • Dopaje en el deporte.
  • Fraude alimentario.

Delitos contra la salud pública relacionados con el tráfico de drogas: cuando hacemos referencia a esta modalidad delictiva, incluimos aquellas conductas consistentes en el tráfico de drogas, sus precursores y cualquier acto preparatorio.

*Debemos entender el concepto de PRECURSORES, como aquellas sustancias químicas que se desvían de su curso legal y se utilizan para la elaboración de distintos tipos de drogas.

¿Qué debemos de tomar en consideración para poder diferenciar el delito de tráfico de drogas , de la mera posesión para autoconsumo?

Cabe tomar en consideración, que la simple tenencia de sustancias estupefacientes, no implica por sí misma la comisión de un delito de tráfico de drogas, sino que dependerá de una serie de factores que nuestra propia legislación y jurisprudencia establece:

  • La finalidad que presenta la tenencia de estas sustancias,
  • La cantidad de la misma
  • El tipo de sustancia frente a la que nos encontramos
  • Etc.

La determinación de estos factores, es elemento clave para poder determinar si el sujeto, protagoniza la comisión de un hecho delictivo o bien se encuentra dentro de lo que consideramos como autoconsumo.

¿Qué penas son aplicables en este tipo de delito?

Por lo que respecta a la determinación del marco penal aplicable para la determinación de las penas pertenecientes a este tipo de delito, debemos de apreciar en primer lugar la modalidad comisiva frente a la que nos encontramos.

Por lo que respecta a los delitos contra la salud pública relacionados con el comercio, debemos de tomar en consideración los siguiente:

  1. La elaboración de sustancias nocivas para la salud o productos químicos que puedan causar estragos, las penas aplicables son la de multa de seis a doce meses e inhabilitación para la profesión u oficio de seis meses a dos años.
  2. Por lo que respecta a la distribución o expedición de medicamentos, las penas aplicables por la comisión de esta modalidad delictiva pueden consistir en la pena de multa de seis a dieciocho meses e inhabilitación especial para profesión u oficio de uno a tres años, o bien la determinación de la pena de prisión de seis meses a cuatro años.
  3. En relación a las conductas relacionadas con el fraude alimentarios, las penas aplicables son las de penas de prisión desde uno hasta diez años, multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para profesión, oficio, industria o comercio por tiempo de tres a seis años.

Si en cambio, hacemos referencia a los delitos contra la salud pública relacionados con el tráfico de drogas, la determinación de las penas aplicables, depende del tipo de sustancia estupefaciente o droga con la que se esté traficando, cultivando, elaborando, promoviendo o poseyendo, en el momento de la comisión del hecho delictivo, así como del propio sujeto infractor.

  • Para las drogas que causen daño grave a la salud, la condena impuesta será de 3 a 6 años de prisión y multa del triple del valor de la droga.
  • Para las drogas que no causen daño grave a la salud, como el hachís o la marihuana, la condena impuesta será de 1 a 3 años de prisión y multa del doble del valor de la droga

Si la comisión de estas conductas ilícitas son llevadas a cabo por individuos que formen parte de una organización delictiva, las penas aplicables serán superiores a las expuestas anteriormente.

Por ello, en estos casos se impondrán las penas de prisión de nueve a doce años y multa del tanto al cuádruplo del valor de la droga si se tratara de sustancias y productos que causen grave daño a la salud y de prisión de cuatro años y seis meses a diez años y la misma multa en el resto de supuestos.

*Debemos de apreciar que la comisión de los delitos relativos a la salud pública también se pueden cometer por imprudencia, y en estos casos, se aplicará la pena inferior en grado que este determinada para esa modalidad comisiva.

EJEMPLO
Las conductas que pueden suponer la apreciación de un delito contra la salud pública, son muy diversas tal y como hemos podido apreciar anteriormente, por ello debemos de hacer referencia a aquellas que se producen con mayor frecuencia en nuestra sociedad.

Nos encontramos frente a un delito contra la salud pública, en aquellos casos en los que el sujeto infractor protagoniza una conducta que consiste en la distribución y/o suministro de sustancias estupefacientes (drogas) en favor de un tercero, es decir, es lo que coloquialmente conocemos como menudeo.

En AGUAR ABOGADOS, contamos con Abogados de derecho penal en Castelldefels, expertos en la materia, que tras realizar el correspondiente análisis del supuesto planteado, te asesorarán y realizarán todos y cada uno de los trámites que se consideren oportunos, con el fin de satisfacer tus pretensiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?