El delito de alcoholemia o conducción bajo los efectos del alcohol

¿En qué consiste el delito de alcoholemia?

Nos encontramos frente al delito de alcoholemia o conducción bajo los efectos del alcohol, en aquellos supuestos en los que la conducta protagonizada por el sujeto infractor consiste en conducir un vehículo a motor o ciclomotor bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Debemos de apreciar, que para poder considerar que el sujeto infractor bajo la influencia del alcohol, es necesario que cuando este condujera presentara una tasa de alcohol en aire espirado que supere los 0,60 miligramos por litro, o bien con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.

¿Es necesario estar ebrio para ser condenado por un delito de alcoholemia?

Nuestro legislador expone que, para poder incurrir en esta conducta delictiva por parte del sujeto infractor, podemos encontrarnos ante varias supuestos:

  • Encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.
  • O bien superar unas determinadas tasas de alcoholemia.

Es sumamente importante apreciar que cada persona tiene un nivel de tolerancia al alcohol diferente, lo que supone que una persona puede presentar una tasa de alcoholemia que sea constitutiva de delito y sin embargo, no presente síntomas de estar ebrio, o incluso que una persona que no presente dicha tasa muestre síntomas claros de embriaguez.

A pesar de ello, en ambos casos, si el sujeto estaba conduciendo en este momento, se apreciará un delito de alcoholemia.

¿Qué penas conlleva el delito de alcoholemia?

De conformidad con la regulación presente en nuestro Código Penal, las penas que se pueden imponer por la comisión de un delito consistente en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor bajo los efectos del alcohol, son las siguientes:

  • Pena de prisión de 3 a 6 meses,
  • Multa de 6 a 12 meses,
  • Trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Cabe apreciar que en todos y cada uno de los supuestos planteados, la determinación y aplicación de las penas anteriormente expuestas, irán siempre acompañadas de la imposición de la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por periodo que oscila entre 1 y 4 años.

¿Qué sucede en aquellos casos en los que la persona se niega a realizarse la prueba de alcoholemia?

En aquellos supuestos en los que el sujeto infractor se niegue a realizar la prueba de alcoholemia solicitada por un agente de la autoridad, el mismo incurrirá en un delito previsto en el artículo 383 del Código Penal, y que conlleva:

  • La Pena de prisión de 6 meses a 1 año.
  • La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores entre 1 y 4 años.

¿Qué pasa cuando fruto de dicha conducción se produce una lesión o muerte?

Cuando el sujeto infractor condujera bajo los efectos del alcohol y, fruto de dicha conducción produjera la presencia de un daño o incluso muerte de un tercero, deberemos de imponer de conformidad con nuestra legislación la pena de aquel delito que presente una pena más grave en su mitad superior.

Además de dicha pena, deberemos de tomar en consideración la reclamación que deberá de ejercerse el perjudicado, de conformidad con la responsabilidad civil a la que hará de hacer frente el sujeto infractor.

EJEMPLO

Una patrulla de Mossos d’Esquadra que se encuentra realizando la ronda de control habitual en la población de Castelldefels, observa que un vehículo va realizando movimientos extraños por la vía pública durante su conducción.

Debido a ello, deciden de inmediato detener el vehículo y, debido a las sospechas que los mismos tienen de que el sujeto se encuentra bajo los efectos del alcohol, deciden proceder de inmediato a realizarle las pruebas oportunas,

El conductor del vehículo, sin mostrar oposición alguna, procede a realizar las pruebas pertinentes, arrojando una tasa de 1.1 Mg/l.

Por ello, de conformidad con lo expuesto anteriormente, podemos afirmar que el conductor ha incurrido en la comisión de un delito de alcoholemia o conducción bajo los efectos del alcohol, al presentar una tasa muy superior a la legalmente establecida.

En AGUAR ABOGADOS contamos con Abogados Expertos en Alcoholemias en Castelldefels , expertos en materia de tráfico que, tras realizar el estudio del supuesto concreto que se presente, te asesorarán y realizarán todos los trámites que se consideren oportunos para satisfacer tus pretensiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?