¡Recupera tu dinero! Guía para reclamar salarios impagados

¿Eres un trabajador y la empresa para la que prestas servicios te debe alguna cantidad económica? ¡En el presente artículo te damos la solución para recuperar lo que es tuyo!

Para empezar, debemos dejar claro que las reclamaciones salariales se refieren a los procesos legales que un trabajador puede iniciar para exigir los pagos o beneficios que su empleador le debe. Pueden implicar diversas áreas basadas en situaciones en las que no se haya remunerado correctamente a los trabajadores, ya sea por horas extras no pagadas, bonificaciones omitidas o cualquier otro incumplimiento del contrato laboral. Fundamentalmente, este tipo de
reclamaciones tienen como propósito principal asegurar que los trabajadores obtengan una remuneración justa por su trabajo.

Por ello, es crucial que los trabajadores conozcan sus derechos y las alternativas a su disposición para aquellos casos en los que los empleadores no cumplen con sus compromisos salariales.

Reclamar salarios impagados: Ejemplos

Este tipo de situaciones puede darse en casos de impagos por parte de la empresa de horas extraordinarias, por ejemplo, que son aquellas horas de trabajo que exceden la duración máxima de la jornada laboral ordinaria. Según lo establecido en el artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores, estas horas deben ser remuneradas con la cuantía fijada en el convenio colectivo o contrato individual, asegurando que nunca sean inferiores al valor de la hora ordinaria, o bien, compensadas con tiempos equivalentes a descanso retribuido.

Otra situación recurrente es la falta de pago por bonificaciones omitidas como, por ejemplo, situaciones en las que un empleado cumple con ciertos objetivos o metas establecidas por la empresa y no recibe la bonificación correspondiente según lo acordado en su contrato laboral o en el convenio colectivo.
Otro ejemplo común de reclamación salarial es la falta de pago de comisiones o incentivos por ventas, es decir, si un empleado de ventas tiene un acuerdo con su empleador para recibir una comisión por ventas realizadas o por alcanzar ciertos objetivos, pero la empresa no abona estas comisiones de manera oportuna o completa.

¿Qué puedes hacer para poner una solución al impago de un salario?

Para las empresas, pagar los salarios puntualmente no es solo una cortesía, es una obligación, como bien establece el artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores. En este contexto, las reclamaciones laborales emergen como un recurso vital para mantener el equilibrio en las relaciones laborales.

El plazo de prescripción general para el abono de cantidades adeudadas a los trabajadores, según el artículo 59 del ET, es de un año. Sin embargo, en lo que respecta a las horas extraordinarias, existe la posibilidad de exigir las realizadas durante el último año y cuatro meses adicionales, en base a lo estipulado en el artículo 35 ET, en cuanto a que éstas deben ser compensadas dentro de los cuatro meses posteriores a su realización, si no se ha pactado lo contrario.

Una primera opción sería la de acudir a la vía de denuncia a la Jurisdicción Social por infringir la normativa de derecho laboral. Desde la perspectiva del trabajador, el desenlace de una inspección laboral puede implicar una sanción para la empresa según la gravedad de la situación. No obstante, en algunas situaciones, ésta no es la vía más apropiada para defender los intereses de los trabajadores afectados.

Por consiguiente, una alternativa más efectiva para salvaguardar los derechos de los trabajadores sería iniciar un proceso judicial. El procedimiento inicial consistiría en presentar una papeleta de conciliación, con el objetivo de buscar una solución amistosa entre las partes a través de la intervención de un conciliador o mediador laboral. Durante esta etapa, es crucial especificar tanto el número de horas trabajadas como la cantidad económica reclamada a la empresa por impago de bonificaciones u otros asuntos similares. En cuanto a la medición de las horas extraordinarias, mediante los registros de horas laborales exigidos por ley a las empresas, será posible calcular las horas trabajadas a lo largo del año y verificar si se han superado las correspondientes a la jornada ordinaria.

Si no se logra llegar a un acuerdo durante el acto de conciliación mencionado previamente, es necesario que se proceda a la presentación de una demanda de reclamación de cantidad al juzgado de lo social correspondiente. Se especificar detalladamente las horas extraordinarias realizadas y, además, solicitar el interés de mora del 10%, según lo estipulado en el artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores.

En AGUAR ABOGADOS, contamos con Abogados expertos en procedimiento de reclamaciones salariales y extrasalariales que, tras realizar el análisis oportuno de la situación planteada, te asesorarán y realizarán todos los trámites que se consideren oportunos para satisfacer tus pretensiones. ¡Recupera tu dinero y defiende tus derechos laborales con nosotros!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?