Delito de apropiación indebida

¿Qué es la apropiación indebida?

Nos encontramos frente a conductas que constituyen la comisión de un delito de apropiación indebida cuando el sujeto infractor protagoniza una acción para apropiarse ilícitamente de un bien mueble o inmueble, dinero o cualquier otro objeto de valor que le haya sido entregado en calidad de depósito, comodato, arrendamiento, mandato o cualquier otro título que produzca la obligación de devolverlo o hacer un uso determinado del mismo.

Por lo tanto, la apropiación indebida se produce cuando alguien, teniendo legítima posesión sobre un bien ajeno, decide quedárselo o darle un uso diferente al acordado, ocasionando un perjuicio al propietario legítimo del mismo.

Cabe apreciar que nos encontramos frente a un delito que lo que intenta es proteger el derecho de propiedad y garantiza el cumplimiento de las obligaciones establecidas entre las partes.

¿Existen requisitos para que se reconozca apropiación indebida?

Como suele ocurrir con cualquier asunto legal, para que se reconozca que existe un delito de apropiación indebida, deben darse una serie de requisitos:

  • Entrega del bien: es necesario que haya habido una entrega previa del bien objeto del delito, en favor del sujeto infractor por parte de su propietario. Esta entrega será válida, independientemente de la forma en que se realice esta, es decir, ejercerse mediante depósito, comodato, arrendamiento, etc.
  • Posesión legítima: El autor de los hechos debe presentar en un primer momento legítima posesión sobre el bien sobre el que recaen los hechos.
  • Apropiación ilícita: Posteriormente a la posesión legítima del bien, el sujeto infractor debe quedarse con el bien o darle un uso distinto al acordado, sin el consentimiento del propietario legítimo. Dicha conducta debe ser realizada con la intención de apropiarse del bien de manera ilegítima.
  • Perjuicio patrimonial: La conducta del sujeto infractor debe causar un perjuicio económico al propietario legítimo del bien.

Por lo tanto, se trata de probar que existió una transmisión de bienes en cuanto a la posesión, pero no en cuanto a la propiedad de estos y que posteriormente el sujeto infractor abusando de la confianza depositada en el por parte del
propietario legítimo, se apropia del bien ajeno para obtener un enriquecimiento, ocasionando a su vez un perjuicio sobre el sujeto pasivo.

¿Cuáles son las penas aplicables por la comisión de un delito de apropiación indebida?

Las penas aplicables tras la comisión de un delito de apropiación indebida, dependerán directamente del valor del bien apropiado de forma ilícita, así como de la conducta presentada por el sujeto infractor y de la gravedad de la misma.

Por ello, debemos de tener en cuenta lo siguiente:

  • Cuando lo apropiado no exceda de 400 euros, la pena aplicable será la de multa de entre 1 a 3 meses.
  • Cuando la apropiación indebida supere los 400 euros, las penas podrán ser se entre 3 a 6 meses de multa.
  • Si en cambio nos encontramos frente a bienes con cierto valor artístico, histórico, cultural o científico, las penas aplicables serán las de prisión de entre 6 meses a 2 años.

Por último, nuestro legislador toma en consideración una serie de circunstancias agravantes en la comisión de delitos de apropiación indebida, en cuyo caso, las penas aplicables serán de 1 a 6 años de prisión, con multa de 6 a 12 meses. Por ello, debemos de tomar en consideración las siguientes circunstancias:

  • Si afecta a bienes de primera necesidad o viviendas.
  • Si daña de forma considerable a la situación económica del afectado y/o a su familia.
  • Si el delito se lleva a cabo haciendo uso abusivo de las relaciones existentes con el perjudicado, aprovechándose de forma deliberada.
  • O si el valor de los bienes apropiados supera los 50.000€.

¿Cuándo prescribe el delito de apropiación indebida?

La prescripción tras la comisión de un delito de apropiación indebida se produce a los 5 años desde que se producen los hechos si las penas aplicables son inferiores a cinco años, o bien a los 10 años en los casos en los que las penas sean aplicables sean mayores.

EJEMPLO

Nos podemos encontrar frente a un supuesto de apropiación indebida, en aquellos casos en los que el propietario de un bien (por ejemplo un vehículo), cede el uso del mismo a un tercero durante un periodo de 6 meses, y una vez transcurrido dicho plazo el tercero continua ejerciendo no solo el derecho de uso sobre el bien sino que se apodera del mismo, sin el consentimiento del titular.

En AGUAR ABOGADOS, contamos con Abogados de derecho penal expertos en la materia que, tras realizar el análisis oportuno del supuesto planteado, te asesorará y realizará todos los trámites que se consideren oportunos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?