Delito por conducir sin carnet

A pesar de que, en un primer momento, puede parecer una situación inverosímil o incluso ficticia, cabe tener en cuenta que si tomamos en consideración los hechos que se producen en nuestra sociedad, el supuesto de conducción sin carnet es algo que se produce con relativa frecuencia.

¿Cuándo nos encontramos frente a un delito por conducir sin carnet?

De conformidad con lo expuesto por nuestro legislador, el delito por conducir sin carnet se produce cuando el sujeto infractor protagoniza alguna de las siguientes conductas y/o supuestos:

  • Cuando se produce la pérdida de vigencia del permiso de conducir. En aquellos casos donde el carnet esté caducado, nos encontraremos ante una infracción de carácter administrativa.
  • Cuando se produce la pérdida total de los puntos asignados legalmente. En estos casos es necesario recibir la notificación por parte de la DGT.
  • Encontrarnos frente a una pérdida cautelar o definitiva del permiso de conducir por decisión judicial.
  • O bien, no haber obtenido nunca el carnet de conducir.

Por lo tanto, estamos frente a una conducta que se caracteriza por que para poderla considerar como delito no es necesario que se produzca por ejemplo un accidente, sino que basta con que se produzca el hecho de conducir sin autorización o permiso de conducir y que el sujeto infractor sea totalmente consciente de ello.
Esto es así, porque en este caso el bien jurídico protegido es la seguridad vial, la integridad física y vida de los usuarios.

¿En qué casos nos encontramos ante una infracción administrativa?

Tomando en consideración las situaciones anteriormente planteadas por las que el sujeto infractor puede cometer un delito por conducir sin carnet, debemos de apreciar que dicha conducción dará lugar a una infracción administrativa cuando:

  • Se conduce con un carnet extranjero y el mismo no está homologado en España.
  • Cuando el permiso ha caducado y el mismo no ha sido renovado.
  • Cuando el sujeto infractor presenta una licencia, pero para conducir otro tipo de vehículo.
  • Cuando se ha olvidado o extraviado el carnet de conducir.

¿Qué penas y multas pueden aplicarse en el caso de conducir sin carnet?

Nuestra legislación establece la posibilidad de aplicar distintas penas por la comisión del delito de conducir sin carnet, pero las mismas deben de aplicarse de manera alterna, es decir, tan solo se podrá llevar a cabo la aplicación de una pena.

Por ello, debemos de apreciar que para poder ejercer una correcta determinación de la pena aplicable en cada supuesto, debemos de llevar a cabo una valoración de la gravedad protagonizada por la conducta del infractor, así como de los efectos y consecuencias que esta ha ocasionado.

En función de todo ello, podemos afirmar que las penas aplicables para este tipo de delitos, pueden consistir en lo siguiente:

  • Pena de prisión de 3 a 6 meses.
  • Pena de Multa de 12 a 24 meses.
  • Trabajos en beneficio de la comunidad por 31 a 90 días.

La conducción sin carnet puede conllevar también la inmovilización del vehículo y su puesta a disposición del juez.

¿Qué sucede si conducimos una vez nos han retirado la licencia? ¿Qué sanciones pueden ser aplicadas?

El hecho de conducir estando inhabilitado judicialmente para ejercer la conducción, supone un incumplimiento grave de la pena, lo cual conlleva la aplicación de nuevas sanciones. Cabe apreciar, que cuando nos encontramos frente a estos supuestos, se deberá aprobar nuevamente el examen de conducción y sensibilización que la Dirección General de Tráfico establece con carácter obligatorio.

Por ello, la conducción sin carnet puede constituir nuevamente una infracción de tráfico según lo expresado anteriormente. En estos casos, las sanciones aplicables son las siguientes:

  • Multa de aproximadamente 500 euros.
  • Pérdida de 4 puntos en el carnet de conducir.

¿Qué tipo de procedimiento podemos seguir frente a este tipo de delitos?

Cuando un conductor es descubierto de manera infraganti por la policía, nos encontramos frente a un supuesto que da lugar al inicio de un juicio rápido. De hecho, los delitos contra la seguridad del tráfico están incluidos entre los delitos que pueden ser objeto del enjuiciamiento rápido.

De conformidad con el procedimiento del juicio rápido, la policía deberá de llevar a cabo una serie de diligencias de investigación que serán remitidas al juzgado de guardia. Es sumamente importante, apreciar que una de las partes intervinientes en este tipo de procedimientos será la Dirección General de Tráfico.

Una de las características del juicio rápido es que el acusado puede reconocer el hecho. En este caso se aplica una reducción de la pena de un tercio. En aquellos casos en los que el autor del delito carezca de antecedentes penales, se podrá sustituir la pena de prisión por una multa o incluso la suspensión.

En AGUAR ABOGADOS, contamos con Abogados de Derecho Penal en Castelldefels, expertos en materia de tráfico, que una vez analizado el supuesto planteado, te asesorarán y realizarán todos los tramites que se consideren oportunos para satisfacer tus pretensiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?