Delitos contra la propiedad intelectual

¿Cuándo nos encontramos frente a delitos contra la propiedad intelectual?

De conformidad con nuestra legislación y jurisprudencia, los delitos contra la propiedad intelectual se caracterizan por la multitud de manifestaciones que puede presentar y más concretamente por el amplio abanico de conductas que pueden ser realizadas por el sujeto infractor para cometer este tipo de delitos.

Por ello, cabe apreciar que nos encontramos frente a delitos contra la propiedad intelectual cuando la conducta protagonizada por el sujeto infractor consiste en la reproducción, plagio, distribución, explotación económica de una obra, con ánimo de lucro, y sin la autorización de los propietarios de dicha obra, entre muchas otras.

La consumación de este tipo de conductas, se produce cuando se produce una violación directa sobre el bien jurídico protegido, es decir, los derechos de autor que el mismo genera, sin la necesidad de obtener beneficios por la conducta protagonizada.

A pesar de ello, cabe afirmar que nos encontramos frente a un delito doloso ya que el sujeto infractor lleva a cabo la realización de una conducta que debe de ser considerada como delictiva con la finalidad de obtener un beneficio económico y conociendo, por tanto, la punibilidad e ilicitud del hecho.

¿Qué requisitos presentan los delitos contra la propiedad intelectual?

Para poder hablar de la consumación de un delito de propiedad intelectual es necesario que la conducta protagonizada por el sujeto infractor, presente los siguientes requisitos:

  • Las conductas protagonizadas deben de realizarse sin la autorización de los titulares de los derechos de autor o de sus cesionarios que presentan el bien sobre el que recae la conducta.
  • Se debe de realizar un perjuicio económico sobre un tercero, que en este supuesto será el propietario de los derechos de autor.
  • El sujeto infractor debe de presentar ánimo de obtener un beneficio o recompensa económica, ya sea directa o indirectamente.
  • Las conductas deben recaer sobre obra literaria, artística o científica.

¿Qué modalidades comisivas son más frecuentes en los delitos contra la propiedad intelectual?

Tal y como hemos expuesto anteriormente, la apreciación de este tipo de delitos se caracteriza por la infinidad de modalidades que puede presentar su consumación, en relación, a la diversidad de conductas que pueden ser realizadas por el sujeto infractor para encontrarnos frente a estos tipos de delitos.

Por ello, a continuación, haremos referencia a las conductas más frecuentes que tienen como resultado directo la consumación del delito contra la propiedad intelectual:

  • El delito de plagio, consiste en copiar, plagiar o apropiarse de la obra de otra persona, sin citar ni mencionar a su creador, para conseguir un beneficio económico por ello. Cabe apreciar, que no es necesario que nos encontremos frente a un plagio total de la obra, si no que basta con la apreciación de una copia sustancial de la misma.
  • El delito contra la propiedad intelectual por venta ambulante, se produce cuando se ejerce la venta ambulante de obras literarias, artísticas o científicas sin consentimiento del titular de los derechos de la obra o bien en cuestión.
  • El delito contra la propiedad intelectual por internet, se caracteriza por llevar a cabo la venta, distribución, exportación o almacenamiento de obras de terceros utilizando los medios presentes en las redes informáticas.

¿Qué penas son aplicables frente a delitos contra la propiedad intelectual?

En aquellos supuestos en los que nos encontremos frente a un delito contra la propiedad intelectual, cabe apreciar que las penas aplicables para el tipo básico de estos delitos de conformidad con nuestra jurisprudencia sería el respectivo a la pena de seis meses a cuatro años de prisión y multa de doce a veinticuatro meses.

Al igual que sucede con el resto de conductas delictivas presentes en nuestro Código Penal, existe la posibilidad de que las penas anteriormente expuestas se vean aumentadas como consecuencia de la apreciación de alguno de los agravantes:

  • Cuando se utilice a menores de edad para cometer el delito.
  • Cuando el delito tenga una gran relevancia económica o gravedad en cuanto a la cantidad y valor de las obras u objetos producidos.
  • Cuando el responsable del delito pertenezca a una organización criminal destinada a tales fines.

Por ello, en los supuestos arriba mencionados las penas impuestas serán: la pena de dos a seis años de prisión, multa de dieciocho a treinta y seis meses, y una inhabilitación especial de dos a cinco años.

¿Qué medidas cautelares pueden ser solicitadas por la víctima para ser aplicadas frente a los delitos contra la propiedad intelectual?

De conformidad con nuestra jurisprudencia, las víctimas de un delito de propiedad intelectual pueden solicitar ante los tribunales la aplicación de una serie de medidas cautelares, con la finalidad de evitar un mayor perjuicio sobre sus bienes y/o obras. Las medidas cautelares más frecuentes frente a estos tipos de delitos, son las siguientes:

  • La intervención y el depósito de los beneficios económicos obtenidos por el sujeto infractor.
  • La retirada de las obras sobre las que recayera la conducta delictiva.
  • Retirada de los ejemplares (copias) de obras producidas para obtener un rendimiento económico.

¿Qué puede reclamar la víctima en concepto de responsabilidad civil derivada del delito?

Aquellos que hayan sido víctimas de un delito contra la propiedad intelectual podrán solicitar como responsabilidad civil:

  • La indemnización por los perjuicios causados, a elección entre los daños económicos provocados o el beneficio económico que hubiera obtenido si no se hubiera llevado a cabo el delito.

¿Qué diferencias hay entre propiedad intelectual y propiedad industrial?

Es sumamente importante, apreciar de manera sucinta las diferencias existentes entre ambos conceptos jurídicos, con el fin de evitar la presencia de confusiones entre ambos.

  • Para encontrarnos frente a un delito contra la propiedad industrial es necesario que los productos o procesos de fabricación estén registrados o patentados.
  • En cambio, en los casos que engloban la propiedad intelectual no se necesita este registro, ya que normalmente viene dado por el nombre del autor.

En AGUAR ABOGADOS, contamos con Abogados de derecho penal en Barcelona, expertos en la materia, que tras realizar el análisis oportuno al supuesto planteado, te asesorarán y realizarán todas las gestiones que se consideren oportunas para satisfacer tus pretensiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?