Desahucio por precario

¿Qué es el precario?

En primer lugar, debemos de apreciar a que hacemos referencia cuando utilizamos el concepto de precario. Este concepto hace referencia a un elemento jurídico que no define de manera explícita nuestra legislación pero que, en la actualidad de conformidad con las bases expuestas por nuestra doctrina y jurisprudencia, se utiliza para designar a quien está en posesión de un bien o derecho sin ampararse en título legítimo para ello.

¿Qué elementos deben de producirse para encontrarnos ante un precario?

Se conformidad por lo expuesto por nuestros tribunales, nos encontramos frente a una situación de precario en aquellos supuestos en los que aparezcan los siguientes elementos:

  • Es necesario que alguien haya accedido a una vivienda con o sin el consentimiento de la persona que tiene derecho de posesión sobre el mismo, y no se la quiera devolver,
  • Que el ocupante utilice la vivienda de manera gratuita, es decir, sin pagar ningún tipo de renta por su uso
  • Y que el ocupante está utilizando el inmueble por tiempo indeterminado, ya sea porque así lo acordó con quien se lo prestó cuando le permitió el acceso, ya sea porque ha accedido sin consentimiento del titular.

¿Qué es el desahucio por precario?

El desahucio por precario es el procedimiento judicial que se sigue para desalojar a personas que se encuentran en situación de precario cuando estas no quieren devolver la posesión de la vivienda a la persona que tiene derecho a poseer el inmueble (titular).

Por tanto, el desahucio por precario se podrá utilizar tanto frente a personas a quienes se le ha prestado el inmueble legítimamente como también frente a okupas.

¿Cuándo se puede ejercitar la acción de desahucio por precario?

Para que el propietario de un bien inmueble, pueda recuperar la finca sobre la que recae el precario, es necesario e imprescindible que ejercite la acción de desahucio mediante la interposición de una demanda, que dará lugar al inicio de las actuaciones judiciales.

Bajo ningún caso, nuestro legislador permite que la recuperación de la finca se produzca por vía de hecho, es decir, que el propietario expulse al ocupante por sus propios medios. Por tanto, si el propietario quiere recuperar su propiedad tendrá que ejercitar la acción de desahucio por precario (o el nuevo proceso contra okupas si se trata de una okupación).

Mediante esta acción, el propietario del bien tan solo deberá de demostrar a la autoridad judicial que dispone de un título que lo legítima como dueño del inmueble ocupado y solicitarle de manera fehaciente que expulse al ocupante de la vivienda, mientras que el sujeto que está ocupando la vivienda solo podrá defenderse aportando un título en el que base su derecho para permanecer en la finca.

¿Cómo se tramita el desahucio por precario?

En primer lugar y, antes de interponer una demanda de desahucio cabe la opción de contactar con los ocupantes de la viviendas y exigirles el abandono del inmueble de manera inmediata. Si estos no abandonan voluntariamente el inmueble, que es lo más común, se podrá presentar la demanda de desahucio por precario ante los Juzgados de Primera Instancia del lugar donde radique la vivienda o finca.

En este tipo de situaciones, la demanda se resolverá en juicio verbal, que es un juicio más rápido que el procedimiento ordinario común. En este procedimiento, el juzgado determinará la fecha para la vista y posteriormente dictará sentencia.

Si el demandado no recurre en los siguientes 20 días hábiles deberá abandonar la vivienda o terreno, ya que en caso contrario se producirá el lanzamiento.

En el caso de encontrarnos frente a un supuesto lanzamiento, estos actos se llevarán a cabo mediante la intervención de una comisión judicial que consigna el estado de conservación del mismo en un acta, para que el propietario pueda reclamar una indemnización en el caso de que el inmueble haya sufrido desperfectos.

EJEMPLO

Dos de los supuestos que se producen con mayor frecuencia en nuestra sociedad y que originan la interposición de un procedimiento de desahucio por precario, son los siguientes:

  • Un inquilino que deja de pagar sus cuotas al propietario y continúa habitando la vivienda, sin el consentimiento del mismo y de manera indeterminada en el tiempo.
  • Persona que, tras volver de vacaciones, encuentra su vivienda ocupada por unos terceros (Okupas).

En AGUAR ABOGADOS contamos con Abogados en derecho civil, expertos en materia de precario que, tras realizar el pertinente estudio y análisis del asunto planteado, realizarán todas las acciones que se consideren oportunas con el mero fin de satisfacer tus pretensiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?