Ejecución de sentencias

¿Qué es la ejecución de sentencias?

La ejecución de sentencias debe de ser entendida como la última fase dentro de los procedimientos judiciales, que a su vez es la primera del trámite para ejecutar la resolución judicial de una sentencia cuando la misma no se produce de manera voluntaria por el sujeto infractor.

Es un trámite al que debemos de acudir, en aquellos casos donde exista una sentencia firme a favor de un individuo, y el condenado no cumpla voluntariamente con la condena interpuesta por el órgano jurisdiccional.

Por lo tanto, nos encontramos frente a un procedimiento judicial donde aquel que ha obtenido una sentencia a su favor, solicita al Juzgado que se cumpla forzosamente el contenido de la resolución por parte del sujeto infractor. Esta solicitud deberá de ser realizada mediante demanda en la que se requerirá el cumplimiento de lo dictado en sentencia.

¿Cuándo una sentencia es firme?

Debemos apreciar que una sentencia será firme cuando frente a dicha resolución no quepa la presentación de recurso, al ser esta definitiva. Para podernos encontrar frente a este tipo de supuestos, será necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Que no existan más recursos para presentar o que la resolución sea expresamente inapelable.
  • Que los plazos para la interposición de los recursos hayan quedado prescritos sin haber presentado el recurso.

Es sumamente importante, que tengamos en cuenta que, en las propias resoluciones, se debe de hacer constar el tipo de recurso que se puede presentar y el plazo que existe para interponerlo.

¿Sobre qué sentencias se puede plantear un procedimiento ejecutivo?

Tan solo se podrán iniciar procedimientos ejecutivos sobre aquellas sentencias que interpongan alguna condena sobre el sujeto infractor como, por ejemplo, la restitución de cantidades.

En cambio, no será necesario presentar este tipo de procedimientos en aquellos casos donde las sentencias sean declarativas o constitutivas.

¿Qué pasa en aquellos casos donde nos encontramos frente al incumplimiento de una sentencia?

Cuando nos encontramos frente a una sentencia que es firme, la persona que ha sido condenada a la misma, tiene un plazo de 20 días para poder cumplirla de manera voluntaria. Cuando transcurrido dicho plazo el sujeto infractor no ha cumplido con la condena interpuesta, nos encontraremos frente a un evidente incumplimiento de sentencia.

Desde este preciso momento y siempre que previamente el sujeto perjudicado por el incumplimiento de sentencia, solicite al juzgado el cumplimiento de la misma mediante la presentación de una demanda ejecutiva, los Tribunales ejercerán todos los trámites (averiguaciones patrimoniales, embargo de cuentas, etc.) que se consideren oportunos para poder obligar al condenado al cumplimiento de la sentencia.

Por lo tanto, debemos apreciar que podrán reclamar la ejecución de la sentencia el que haya vencido en el juicio en el que se haya condenado al sujeto infractor o bien, si el beneficiario ha fallecido la ejecución podrá ser presentada por sus herederos.

Como anteriormente hemos expuesto, la interposición de una demanda ejecutiva requiriendo al juez que actúe ante el incumplimiento de la sentencia es el elemento esencial que da lugar al inicio del proceso de ejecución. Una vez iniciado el procedimiento ejecutivo, el Juez pedirá la comparecencia del condenado para que de lugar al cumplimiento de la sentencia.

La comparecencia del sujeto condenado, puede plantear las siguientes situaciones:

  • Que el mismo cumpla la sentencia en el acto.
  • Que el acusado se oponga a la ejecución por motivos fundados en el plazo de 10 días.
  • Que el acusado ni cumpla la sentencia en el acto ni se oponga. Si esto sucede el Juzgado dictará la ejecución forzosa.

¿Dónde y cuándo se puede pedir la ejecución?

La demanda ejecutiva de sentencia, deberá de presentarse ante el juzgado Tribunal que conoció del anterior procedimiento y que por tanto dictó sentencia.

Desde que es notificada la sentencia, el condenado como bien hemos expuesto, tiene de plazo 20 días para el cumplimiento voluntario de la sentencia. Una vez terminado ese plazo, el beneficiado en la sentencia tiene la posibilidad de reclamar su cumplimiento forzoso. Es sumamente importante apreciar, que este derecho está limitado en el tiempo ya que, una vez transcurrido 5 años desde el incumplimiento, la acción quedará caducada y no se podrá llevar a cabo ningún tipo de acción.

EJEMPLO

Nos podemos encontrar frente a un supuesto de ejecución de sentencias en aquellos casos en los que el condenado al pago de una pensión de alimentos en favor de su ex cónyuge, tras el divorcio, incumple de manera persistente la obligación interpuesta mediante sentencia. En estos casos, la perjudicada y/o perjudicado deberá de iniciar un procedimiento ejecutorio contra el cónyuge condenado con el fin de garantizar el pago de la deuda existen.

Una de las acciones que se suelen solicitarse con el inicio de este procedimiento ejecutorio para poder garantizar el pago de esta deuda es la que conocemos bajo la denominación de averiguación patrimonial. Mediante dicha acción, se podrá apreciar los bienes de los que dispone el condenado para poder hacer frente al pago de la obligación pecuniaria.

En AGUAR ABOGADOS, contamos con Abogados de derecho civil, expertos en materia de ejecución de sentencias que, tras el análisis de la situación planteada, te asesorarán y realizarán todos los trámites que se consideren oportunos para poder satisfacer tus pretensiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?