Reclamación de cantidad. ¿Cuándo y cómo?

La reclamación de cantidad es cualquier acción que se ejercita ante los tribunales de justicia con el objetivo de exigir el pago de una deuda. Esta deuda suele tener por origen el incumplimiento de cualquier obligación de pago.

No obstante, antes de acudir a la vía de los tribunales, siempre es recomendable tratar de resolver la cuestión por vía extrajudicial, ya que así, todas las partes implicadas, se ahorrarán los costes derivados del procedimiento.

En virtud del artículo 1.964, apartado segundo del Código Civil, el plazo general de prescripción de las deudas es de cinco años, por lo que deberás cerciorarte de estar dentro del plazo antes de emprender ninguna acción legal. No obstante, deberás remitirte al Código Civil para conocer el plazo de prescripción de tu deuda, porque no todas las deudas prescriben en el plazo general (por ejemplo, las deudas hipotecarias, prescriben a los veinte años, o las deudas con la Seguridad Social, que prescriben a los cuatro años).

Demanda de reclamación de cantidad: Detalles esenciales

Una vez hayas decidido interponer una demanda para reclamar lo que legítimamente es tuyo, en función de si la deuda que reclamas supera o no los 6.000 euros, deberás ir por una vía o por otra. Al margen de ello, lo que deberás dejar muy claro en la demanda es la cantidad que se reclama, de dónde nace la obligación de pago (aportando el contrato o el documento en que se firmó ese derecho), así como los ulteriores intereses de demora que se pueden exigir por estar fuera de plazo. Además, si hemos tenido que litigar para que se nos pague la deuda, podremos solicitar que se estime también la condena en costas a la parte contraria, esto es, que una parte de los gastos derivados del procedimiento serán abonados por la parte deudora.

Juicio ordinario y juicio verbal: Elección según la cantidad

Si la deuda asciende a más de 6.000 euros, iremos por la vía del juicio ordinario, en el que, una vez interpuesta la demanda, se concede un plazo de 20 días a la parte demandada para contestar a la misma.

Si la deuda es inferior a esos 6.000 euros, se irá por la vía del juicio verbal, y el plazo de contestación a la demanda será entonces de 10 días. Si, además, la deuda es igual o inferior a los 2.000 euros, podrás interponer una demanda en su propio nombre, sin necesidad de ser asistido por abogado y procurador.

Si la deuda procede de letras de cambio, cheques o pagarés, podrás acudir al juicio cambiario, que es el procedimiento más recomendable para resolver estos temas, debido a su simplicidad y rapidez.

Finalmente, en caso de que se nos acaben estimando nuestras pretensiones, y se condene a la parte deudora al pago de la cantidad, podremos solicitar al órgano jurisdiccional mediante el título ejecutivo (la sentencia) que se ejecute el patrimonio del deudor en caso de que este no acceda a pagar, embargando los bienes necesarios para poder garantizar el cobro de la deuda.

Obtén resultados gracias a nuestros expertos en reclamación de cantidad

En AGUAR ABOGADOS, contamos con Abogados expertos en procedimiento de reclamaciones de cantidad que, tras realizar el análisis oportuno de la situación planteada, te asesorarán y realizarán todos los trámites que se consideren oportunos para satisfacer tus pretensiones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna consulta?